Imagem Wealth Planning

Planificación Patrimonial y Sucesoria – Wealth Planning

Planificación Patrimonial y Sucesoria - o Wealth Planning, como es más conocido-, es el trabajo que tiene como objetivo estructurar el patrimonio familiar, empresarial o personal, ayudando a construirlo, organizarlo, preservarlo y tornarlo apto para una transferencia segura y económica para las generaciones futuras.

El Wealth Planning es un conjunto de Planificación Tributaria, Sucesoria y Patrimonial puesto a disposición de familias, patriarcas y empresas, buscando el mantenimiento más eficaz de la riqueza que fue o está siendo construida. El objetivo de esta asesoría es extremamente amplio: puede resumirse desde una simple solución de dudas fiscales hasta la estructuración de organismos transnacionales estructurados para la gestión de fortunas.

Cuidar de patrimonios familiares y sucesiones es tratar de la propia historia de Piza. Realizar junto a sus clientes lo que la propia familia Piza vivenció es mucho más que un servicio a prestar o realizar: es una verdadera vocación.

En la segunda generación de la oficina y en la cuarta de su línea sucesoria emprendedora, Piza sabe la importancia de la preservación del patrimonio, de la sucesión segura, de la segregación a los riesgos típicos de la actividad empresarial, pero, principalmente, del bien más importante del ser humano y de la sociedad: la familia.

Por tanto, más que realizar un trabajo especializado, el alcance existencial de los socios de Piza es planificar y ejecutar las más variadas formas de sucesión patrimonial y familiar de un modo integrado y flexible, armonizando la historia y la cultura de cada cliente con los más sofisticados instrumentos legales a su disposición en el mundo.

Ubicar la sucesión patrimonial y familiar, segregando los bienes conquistados de los riesgos típicos de la actividad empresarial en posiciones sometidas a plataformas globales con seguridad jurídica, ha sido nuestra marca registrada. Por tanto, además de las estrategias de ubicación, Piza garantiza una ejecución de los servicios en niveles continuos y elevados de calidad, garantizando a sucedidos y sucesores el máximo de comprensión instrumental en el manejo de sus activos y en la forma de su accionamiento.